miércoles, diciembre 17

JUAN DEL GRANADO ODIA A LOS AMANTES

¿Quién no hizo el amor en algún recoveco de las frías venas paceñas? Pues ahora estoy seguro de que el alcalde Juan del Granado forma parte de aquellos mamotretos que no disfrutaron de este placer carnal-urbano. ¿Qué cómo lo sé? Gracias al testimonio de un amigo que la anterior semana terminó derrotado después de recorrer infructuosamente las calles y avenidas paceñas en busca de algún rinconcito oscuro donde poder hacer el amor a su pareja. Al final, ambos terminaron cansados, pero por la caminata y no así por una sudorosa lucha cuerpo a cuerpo. "Todas las calles de nuestra juventud ahora parecen estadios de fútbol por tanta iluminación", se quejó el desdichado hombre, que al final mató el deseo en su baño, a la mexicana (hola, mano). Su periplo se había iniciado en El Montículo, otrora el mítico refugio de los amantes de Sopocachi, y terminó en Cota Cota.
Parece que las parejas "secretas" de esta ciudad tendrán que quedar eternamente sedientas si es que no cuentan con el dinerín para el aloja.
Con todo, mi amigo tiene su propia teoría. "O el muy cabrón del Sin Miedo odia a los amantes por llenar de extraños líquidos pasionales sus jardines, o es que es dueño de un motel".

2 comentarios:

-:cArLiTa:-dLb dijo...

jajaja......rei muchisimo con tu post. Un saludo

Jota dijo...

Yo conozco y tengo un bello rinconcito, alucinante, pero no lo voy a decir porque porhay me lo quitan...