martes, marzo 17

CÁRDENAS, EL MENTIROSO

No deja de ser paradójico que las propias bases del MAS hayan resucitado políticamente a Víctor Hugo Cárdenas. La toma de su vivienda es desde todo punto de vista un hecho abominable. Pero también es abominable constatar que aún conociendo el día y la hora en que se realizaría la toma de su casa en Huatajata —y conociendo la furia de los comunarios en su contra—, Cárdenas decidió dejar a su esposa e hijos solos y por su cuenta ante los agresores. Mientras tanto, él monitoreaba los hechos desde la comodidad de su casa en La Paz. Eso, pregunto, ¿no es cobardía? Y claro, no way que el caballerito ahora deje pasar esta su última oportunidad de ser un hombre público. Así lo demuestra el "Qué se cuenta" publicado hoy en el periódico La Prensa:
"La primera mentira... 48 horas después de que un grupo de campesinos (...) irrumpiera en su propiedad (...), Cárdenas estaba en el programa No mentirás, producida por la pareja 'más mediática' del país, Sissi Áñez y José Pomacusi. Cárdenas contestaba el interrogatorio de la conductora (...) cuando en el aire y frente a todos le dijo a Sissi que acababa de recibir una llamada 'muy importante', por lo que se tenía que retirar urgentemente. (...) ¿Corrió a la clínica (donde estaba su esposa e hijo)? No: corrió a otro canal. La llamada no fue tal, la verdad es que tenía comprometido atender a Que no me pierda, de Red Uno."

1 comentario:

LaMalaPalabra dijo...

Esita no la sabía, pero qué huevada que se pueda caer tan bajo arriesgando a la propia familia que es lo más sagrado para muchas personas.
Si Cárdenas estuvo dispuesto a arriesgar a su flia para joder al gobierno, imagínate lo que puede hacer para llegar a la Silla.
Pero no me dirás que fue el inicio MÁS CABRÓN de una campaña electoral. Todas esas imágenes las vamos a seguir viendo en octubre, noviembre y a full en diciembre.