miércoles, agosto 15

"INSURGENTES", LA HISTORIA SEGÚN SANJINÉS

"Insurgentes" no es una película, es un manifiesto. Una reafirmación de principios políticos que su director, Jorge Sanjinés, ha plasmado bajo el paraguas de este documental ficcionado de corte histórico. No es casual que Sanjinés haya tomado la decisión de poner su propia voz en la narración del texto que acompaña la pieza audiovisual. "Insurgentes", más que un homenaje a la lucha de los pueblos indígenas por autodeterminación y territorio, es un ensayo sociopolítico que busca explicar el proceso actual que vive el país. Es por eso que no comparto los criterios que, a partir de "Insurgentes", califican a Sanjinés de "llunku" hacia el régimen. Decir esto demuestra un total desconocimiento de la vida y obra de Sanjinés, uno de los más importantes directores que ha dado Bolivia. El director y guionista comenzó hace más de 40 años a develar (recordar) al mundo la existencia de las culturas originarias andinas. Sanjinés dedicó su talento a construir un cine comprometido con las luchas indígenas, en una época en que el indio seguía siendo un paria para la sociedad. Lo denunció el director de "Ukamau" desde la pantalla grande con más de una decena de producciones.
Por ello, no es exagerado afirmar que el tener a un Evo Morales sentado en la silla presidencial significa para Jorge Sanjinés el súmmum de las luchas indígenas que retroceden hasta el siglo XVIII. Y así lo plasma Sanjinés en "Insurgentes", quizás con demasiada exageración.
¿Quién podría negar la situación de marginalidad a la que fueron sometidos los pueblos indígenas durante la Colonia y la República?  ¿Quién podría negar que las clases dominantes bolivianas se sustentaron en la explotación del indígena? Nadie. Sin embargo, a partir de estas constataciones no se puede construir un discurso maniqueo donde todo "blanco" y "rico" es la reencarnación del mal y todo indígena, un querubín. Y, lamentablemente, esa sensación me dejo "Insurgentes". Pienso, por ejemplo, en la escena de asunción de Evo a la Presidencia. Mientras se escucha el discurso presidencial, se muestra a miembros de la clase alta paceña ostentando su riqueza en el Club de Golf. 
El director, en su afán de honrar la justa lucha indígena, deja de lado algunos aspectos históricos que ayudarían a equilibrar el discurso de "Insurgentes". Me centraré sólo en dos de los hechos históricos que son narrados por Sanjinés.

Una poderosa escena, el colgamiento de Gualberto Villarroel, da inicio a la cinta. El gobierno de Villarroel había dictaminado el fin del pongueaje y organizó el primer congreso campesino de la historia de Bolivia. Esto, sumado a medidas de carácter nacionalista de Villarroel, impulsó el virulento ataque de la oligarquía minera. Sanjinés narra, mientras se reconstruye el trágico episodio que terminó con la muerte de Villarroel, que fueron los medios de comunicación, manejados por la oligarquía, los que azuzaron al pueblo paceño. No deja de ser una mirada sesgada del levantamiento de julio de 1946. Olvida el director mencionar el contexto: las violentas represiones del gobierno de Villarroel a toda voz contraria y las ejecuciones de varios opositores y militares que se dieron en Chuspipata y Oruro que menguaron la popularidad del Presidente e impulsaron el rompimiento de la alianza militar con el MNR. Estos hechos, sumado a la grave crisis económica -arrastrada por la Guerra del Chaco-, generaron un estado de violencia que terminó con el alzamiento de julio.
El recorrido histórico de Sanjinés revive la figura de Pablos Zárate, "el temible Willka". Se reconstruye los levantamientos indígenas en el altiplano que apoyaron en 1899 a los liberales del general Pando, bajo la promesa de que, una vez ganada la guerra en contra del presidente Alonso y sus fuerzas conservadoras, se restituirían las tierras a los indígenas. Los indígenas, liderados por Zárate Willka, fueron determinantes en la victoria de la clase pudiente paceña contra sus pares chuquisaqueños. Sin embargo, al final, tras la victoria de Pando, esa promesa no se cumpliría y los líderes indígenas terminarían presos o ejecutados. 
Sin embargo, antes, mientras duró la llamada Guerra Federal, los indígenas se habían dado cuenta de su fuerza y, bajo el influjo de Zárate Willka, levantaron la bandera de la constitución de una república liderada por los originarios. Sanjinés señala que ese ideario no buscaba excluir a "los blancos", mostrando una imagen demasiado sublime del levantamiento en el altiplano. No menciona la violencia generada desde el bando indígena que incluso alentó el llamamiento al "exterminio de los blancos". El historiador Ramiro Condarco recupera ese periodo de terror en el altiplano. Varios hacendados fueron asesinados, sus viviendas fueron incendiadas y otros fueron expulsados de sus casas. Quizás los hechos más emblemáticos fueron las masacres de Mohoza (donde más de 100 soldados de Pando fueron asesinados) y de Ayo Ayo (donde fueron muertos una veintena de soldados de Alonso). 

El ser humano es un cúmulo de claroscuros. Sanjinés opto por mostrar los tomos refulgentes de los protagonistas de la lucha de los pueblos indígenas de tierras altas. Pero la violencia siempre genera violencia. El abuso inferido a los originarios desde la Colonia -y replicada durante la naciente República- provocó reacciones igual  o más virulentas por parte de los representantes de los pueblos originarios. Y si realmente queremos sincerarnos con nuestro pasado, debemos mostrar la gama completa de colores, narrar la historia con todas sus tonalidades y de una forma más desapasionada para así ayudar a comprender lo que somos hoy.  

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lastimosamente la pelicula tiene un mensaje propagandistico, ni hablar de las conocidas fallas tecnicas del director. El publico espera mas profesionalismo. El mensaje de por si deja de percibirse como tal si el sonido y cortes de edicion no aportan a la historia que se trata de contar. No auguro una buena audiencia para este film, y siento mucho que un director de su calibre no haga autocritica y empieze a revisar sus metodos narrativos. Si del mensaje se trata, lo dije al principio, mas parece una propaganda oficial. Lamentable.

Anónimo dijo...

es una película fascista, donde el director gasto 3 millones de dolares para conseguir unios cuantos votos mas del presidente de los cocaleros, d

Anónimo dijo...

It is actually a nice and useful piece of info. I am glad that you just shared this useful info with us.
Please stay us informed like this. Thank you for sharing.


Also visit my web site ... SBA Guaranteed Loans